domingo, 10 de junio de 2007

Ni blanco ni negro


Ni blanco ni negro
ni verde ni azul
inmensidad

Ni vida ni muerte
ni aire ni luz
inmensidad

Allí no estás tú

Caminos desiertos
plañidos de gente
responde tu dios

Inmensa quietud
terrena la vida
compone tu luz

Allí no estás tú

Airada la hembra
araña la vida
sedienta de luz

Compone su angustia
paciente en silencio
carente de risa

allí no estás tú

1 comentario:

HOMERO dijo...

Este poema tuyo ya lo había leído en otro sitio. Me encanta...Un beso amiga. Por cierto la música que has puesto de fondo es maravillosa. H.