viernes, 17 de junio de 2016

reflejos

El terror nos acosa.
 

Tenemos que superar el miedo y vivir esperanzados.
El mercado de las armas se lucra con nuestras desgracias.
Falta de tolerancia y respeto que se alimenta con prédicas orientadas a alimentar el odio.

Nos queda el reproche y lamento.
Nos queda la queja.
Nos queda la palabra en muros de lamento.

Que nuestro día transcurra en armonía.

lunes, 13 de junio de 2016

Duelo


duelo
dolor
sin palabras
un mundo que se desarma

La palabra no encuentra la intensidad necesaria.
Tomo lápiz y expreso con él mi estupefacción ante masacre en Orlando. Una más que descuenta la esperanza de la humana condición.

viernes, 22 de abril de 2016

Imagina que



Imagina que

Hoy has salido de casa temprano y en el camino te has cruzado con él. Te ha mirado, pero no te ha saludado porque nadie os ha presentado. Has tenido ese impulso que casi te ha llevado a decirle hola, pero te has contenido y al pasar de largo te has arrepentido. Hubieras dado cualquier cosa por volver a coincidir. Vuelves para tentar tu suerte, pero no está, se fue en otra dirección. No siempre te encuentras frente a frente y en ese caso hubo una razón que debiste obviar. Si tienes otra oportunidad buscarás la manera de poderle hablar.

Que mañana volverás a salir a la misma hora y pasarás por los mismos pasos para buscar una segunda oportunidad.

-Ella me ha mirado y me hubiera gustado decirle que sus ojos reflejan el cielo de su alma.
-Parece que quería hablarme y yo torpe no le he dado facilidades.
-Mañana volveré a pasar por el mismo lugar y a la misma hora para ver si puedo coincidir con ella.
-Lo he de lograr.
-Es ella y no puedo descuidarme.

Suena el despertador y lo apagas de un manotazo. No es hora y te das la vuelta. Lo tienes programado para que suene dentro de media hora. Suena de nuevo, ahora sí que pones los pies en el suelo. De pronto recuerdas que ayer saliste antes y por eso te encontraste con ella. Te precipitas para ganar tiempo. Apenas unos minutos y ya estás en la calle, sales corriendo, te cruzas con alguien que cae y tú casi. Es ella. Te mira con sorpresa y te dice: -¡Hola! No caes en la cuenta, no la reconoces, buscas ese reflejo en los ojos, ese atisbo de infinito que ayer se cruzó en tu camino. Titubeas y respondes: -Lo siento, ¿te has hecho daño? Ella titubea y temblando se entrega a tus brazos para que la ayudes a incorporarse del suelo. Tú la atiendes sin apercibirte de ese temblor que de su alma sale.

Tu corazón acelerado parece que te salta del pecho. Es él quien se ha cruzado contigo.

martes, 19 de abril de 2016

Atraigo

ATRAIGO
Atraigo la distancia confundida, dando paso a la esperanza.
Alcanzo con ella alas abiertas,
en trance y bien dispuestas.
Mezo el dolor en su lecho y
aspiro su sentido indispuesto.
Hago de mi verso tiento,
pulsar del alma y silencio.
Deriva del tiempo, pendiente
de su instante fugaz.
Siempre.
Palpar la distancia, entre
dar y tomar.
Un gesto.
Una mirada.
Un quiebro.
El abismo de tu muerte es
paisaje ennegrecido de ignominia.
Esa rabia dibujada.
Desclasada.
Sacia mi sed en la encrucijada.
Asisto al ocaso, tras un mal paso.
No tienes nada que sostener.
Ni con tu mano, ni con tu ser.
No hay donde resistir.
Dispuesto el semblante,
detiene su alcance.
Tras tu mirada, disimulo y calma.
Alzo mi copa, y brindo por ti.
Tú que resistes.
Al engaño.
Sombra proyectada en lo más recóndito de nuestra mente.
Eres fuerte.
Sabes contener, relativizando
cada micro elemento
ofertado para sojuzgarte.
Derramo mi copa sobre la piel
del tambor atronador, queriendo
achicar su crudo estertor.
Sufro el engaño de su confusión.
Mi mente, bajo su embiste,
no puede airearse.
No hay donde aplacarse.
Nos roban las ganas.
Desgaste.
Vencen con artificios de pantallas agigantadas, que todo lo aplastan, allí donde la vida digerida y sometida es su mayor arte.
No la tuya o la mía.
La de constructos amañados y perpetuados, por gestos pactados.
" Pan y circo."
No hay pan, pero sí circo, retablo de vanidades, abonadas con restos de detritus.
Somos excedentes.
Nos quieren muertos.
Exánimes.
¡Resiste!
¿Hasta dónde llegaremos?
Sobreviviremos.
Ni tú ni yo, pero sí otras y otros.
El futuro cómplice del colectivo libre.
© Ana María Sancho Biesa
Barcelona, 19 de abril del 2016.

viernes, 8 de abril de 2016

prestidigitación

PRESTIDIGITACIÓN
posicionamiento en un lugar
radial y radical
equilibrado a nuestro pesar
síntoma de nuestro estar
triunfos obtenidos
inciertos en todo momento
destello de un reflejo
instinto puesto a prueba
guión a seguir
instrumento que da razón
temple y certeza
arpegio
centro deseable
inclusión en contexto
orgullo de serlo
nitidez y perseverancia
©